Lifestyle & Deco

7 ERRORES QUE (CASI) SEGURO COMETES EN EL GYM SIN DARTE CUENTA

01 Diciembre 2016

Porque ir al gym ya no es suficiente si cometes ciertos pequeños grandes fallos capaces de arruinar el efecto del deporte.

Falta  menos de un mes para las celebraciones navideñas, y claro está, quieres verte y sentirte estupenda. Este año has puesto de tu parte apuntándote al gimnasio para poner a punto tu cuerpo. Pero no, eso ya no es suficiente si no evitas los pequeños errores responsables de echar a perder cualquier rutina de entrenamiento.

ARTICLE

Desde el Blog KISS de Showroomprive.es queremos que seas consciente de cuáles esos fallos para que tu entrenamiento sea lo más fructífero posible:

  1. No comer. O comer en exceso. No debes hacer comidas copiosas en las horas previas a la realización de ejercicio intenso, pero tampoco debes ir con el estómago completamente vacío. Así que, si han pasado muchas horas desde tu última digestión, tómate algo ligero y sano que aporte a tu cuerpo la energía que necesita Por ejemplo, un plátano, frutos secos… Además recuerda que debes hidratar tu cuerpo, así que ¡la botella de agua siempre contigo!

  2. Cuestión de tiempo. ¿La mejor hora para ir al gym? En el mundo ideal, es a primera hora de la mañana. Hacer deporte tras levantarte te recargará las pilas y te activará al máximo para afrontar un nuevo día. Pero si eres de esas a las que se les pegan las sábanas por las mañanas, puedes hacerlo en otro momento, menos por la noche. Porque contrariamente a lo que se cree, a pesar de que el ejercicio te deje agotada, activarás tu cuerpo y te costará más conciliar el sueño. Por lo menos han de pasar dos horas desde que ejercitas tu cuerpo hasta que te vas a la cama.

  3. Calentar. No puedes ponerte a hacer ejercicio intenso de golpe, a lo loco. Tienes que adaptar tu cuerpo poco a poco mediante la realización de ejercicios y movimientos suaves. Poner tu cuerpo a punto es fundamental para que este se adapte gradualmente al desarrollo de una actividad más intensa y evitar lesiones.

  4. Postura corporal. ¿Mejor hecho que perfecto? En este caso no. Vigila tu postura si no quieres lastimar tu espalda o tus rodillas. Asegúrate de que la posición de tu cuerpo es la correcta para evitar sobrecargar tus músculos, lesionarte o sufrir alguna contractura. Por ejemplo, en las sentadillas mantén siempre la espalda recta, no despegues los talones del suelo si levantas pesas…

  5. ¡Estirar! Seguro que casi siempre se te olvida o simplemente piensas que no sirve para nada y pasas de hacerlo. ¡Error! Los estiramientos finales no son ninguna tontería. Has de saber que para estirar bien necesitas mantener cada postura durante 15 o 20 segundos. ¿Beneficios del estiramiento? Te ayudará a aliviar la tensión muscular y a mejorar la movilidad a largo plazo de tu musculatura. Así que si quieres tener las menores agujetas posibles, es fácil. ¡Estira!

  6. Vestimenta inadecuada. Deportivas, mallas y camisetas anchas o tops. Has de llevar ropa apropiada. Lo mejor es elegir tejidos transpirables y prendas que se adapten a tu silueta para sentirte cómoda con lo que llevas puesto. ¿Necesitas prendas de este tipo? Echa un vistazo a la gran variedad que encontrarás en Showroomprive.es

  7. Paliza al canto. Paciencia. Si quieres ver resultados inmediatos de tus ejercicios, así no funcionan las cosas. Con el tema del deporte, has de asentar unos buenos cimientos y construir bases sólidas. Así que no des palizas a tu cuerpo si no quieres sobrecargarlo y aborrecer el ejercicio durante mucho tiempo. Tómatelo con calma. Filosofía slow.

 

Be fit!