NIÑOS

¡DISFRUTAR DE LAS VACACIONES CUANDO TIENES HIJOS ES POSIBLE!

16 Julio 2018

Si el título te ha sacado una sonrisita sarcástica… no hay duda, eres padre. ¿Tus últimas vacaciones han resultado ser un auténtico drama y disfrutar de ellas con tus niños te parece un deporte olímpico? ¡Hemos encontrado la solución! Toma nota de los consejos de Wonder Mother y aprovecha el verano al mismo tiempo que consigues relajarte. ¡No te lo puedes perder! Wonder Mother : profiter des vacances quand on a des enfants

Tus primeras vacaciones como madre fueron un auténtico desastre. Inocentemente, optaste por alquilar una casa rural. “¡Ideal para relajarnos!”, pensaste alegremente. No obstante, nada salió cómo esperabas: el supermercado más cercano estaba a 40 minutos en coche, la decoración de la casa no tenía nada que ver con las fotos que viste publicadas en Internet… En conclusión, tu máximo objetivo era relajarte y volviste de tus vacaciones todavía más cansada que antes.

El segundo año ibas con la idea clara de qué no iba a pasarte lo mismo que el verano anterior. Esta vez alquilaste una casa mejor equipada y las pasaste rodeada de amigos. “Tendremos turnos para cuidar de los niños y así conseguiremos relajarnos”, dijiste alegremente. Pero tu instinto de madre protectora te hizo estar pendiente 24/7, no solo de tus hijos, sino también de todos los de tus amigos. ¿Descansar? ¡Imposible!

El tercer año eras ya toda una experta. Con el segundo bebé en camino, tu hijo mayor no paraba quieto ni un momento. De aquí para allí, quería descubrir todo lo que se le ponía delante. Y en consecuencia, tú también fuiste corriendo a todos lados evitando que la curiosidad de tu pequeño se convirtiese en un auténtico peligro. ¡Los responsables del club en el que pasaste las vacaciones todavía se compadecen de ti!

El cuarto año finalmente optaste por escoger el camino de la sabiduría: irte de vacaciones con abuelos incluidos. De esta manera te aseguraste de que los niños estaban en buenas manos y distraídos para poder disfrutar de algún momento para ti. ¡Aunque fue imposible desconectar del todo! Ais…

Finalmente el año pasado, casi de forma milagrosa, encontraste la solución. El problema no era ni el lugar, ni la gente, ni el tipo de vacaciones elegidas. El problema era que estabas demasiado pendiente de tus pequeños cuando en realidad, ellos ya se valen por sí mismos. No tengas miedo, tu hijo puede necesitar tu ayuda en algún momento, pero en general puede (y debe) hacerlo solo.

¿Soluciones para relajarte? Compra una pizza pre-preparada en lugar de cocinar (una vez al año no hace daño), deja que los abuelos cuiden realmente de los pequeños (lo disfrutarán tanto los niños como los mayores), intenta desconectar y olvídate de todo lo que tienes que hacer cuando vuelvas a casa… Incluso puedes estar tumbada en la playa sin participar en la construcción de un castillo de arena (sí, sí… puedes). ¿Lo ves? Muchas veces somos nosotros mismos los que lo complicamos todo cuando en realidad es más simple de lo que pensamos. 🙂

En resumen, respira, sonríe y olvídate de todo el estrés. Incluso los superhéroes tienen derecho a quitarse la capa de vez en cuando… 😉

 

¡A disfrutar de las vacaciones ! 😎

☀☀☀

Pssst, es el momento de hacer las últimas compras antes de irte de
vacaciones con tus niños en showroomprive.es