#WomenIRL

LOS 6 CONSEJOS PARA ELEGIR BIEN EL COMPAÑERO DE JUEGOS DE NUESTROS HIJOS

30 Junio 2015

S8_21-08-14_LANDID_PAGES_0152 copie

 

En Francia existe un término para denominar ese peluche, mantita u objeto que se convierte en la más preciada compañía para nuestros hijos: se trata del “doudou”. Sí, ese “objeto de transición”, como indican los psicólogos, que acompaña a nuestros pequeños día y noche transmitiéndoles seguridad y tranquilidad.

¿Cómo elegir bien este compañero para los más pequeños del hogar? Desde avisdemamans.com nos desvelan los secretos para ayudarnos a seleccionar el acompañante perfecto:

 

1. Un compañero de juegos “suave”. Qué agradable es rozar la mejilla, la mano, los piececitos contra un material agradable y de tacto suave y sedoso. Además, colocar delicadamente el « doudou » junto al rostro del niño le ayudará a conciliar el sueño.

2. Las formas. Los bebés se encuentran especialmente cómodos en compañía de objetos redondos, que son los que reconocen más rápidamente. Además, les recuerdan al rostro de sus padres cuando se inclinan sobre sus camas para darles un beso o acariciarles.

3. Atrápame si puedes. Elige un compañero de juegos que sea fácilmente asible por los niños. Unas extremidades largas y de colores fácilmente distinguibles ayudarán a que nuestros pequeños puedan coger sin problemas el muñeco y, a medida que crezcan, ¡lo arrastren por toda la casa de habitación en habitación :-)!.

4. ¿Animales o muñecos? A menudo regalamos a los niños animales con formas divertidas para alegrar la cuna de los bebés. Sin embargo, si quieres elegir un regalo original, los fabricantes ofrecen actualmente una gran variedad de muñecos de diseños y estilos diferentes inspirados en pequeños personajes y figuras humanas.

5. Delegar la elección del compañero de juegos. La llegada de un bebé es toda una aventura para los hermanos mayores. Para que ellos se sientan partícipes, qué mejor que concederles la responsabilidad de elegir al muñeco que acompañará a sus hermanitos en la cuna.

6. No hay que forzar el destino. Al final, si después de nuestros esfuerzos por encontrar el compañero de juegos ideal para nuestros pequeños resulta que ellos eligen otro objeto completamente distinto… no hay que forzar su elección. Lo principal es que cuenten con un compañero que les transmita seguridad mientras crecen y se relacionan con el entorno.