MODA & BELLEZA

MAQUILLAJE: LOS COLORES QUE MEJOR TE SIENTAN

01 Septembre 2016

Cuando se trata de hacer coincidir los colores de la ropa seguro que eres inmejorable. Pero cuando se trata de maquillaje es mas fácil dudar con las combinaciones. ¿Quién de nosotras no se ha arrepentido alguna vez de comprar una barra de labios de algún color atrevido que luego no pegaba ni con cola con nuestro tono de piel, ojos o cabello? Para evitar decepciones te contaremos nuestros mejores secretos en la elección de colores para que seas la reina de la brocha:les-couleurs-qui-vous-vont

 

El primer paso y el más importante es la elección en base a tu color de cabello

Para el pelo castaño: deberás escoger tonos brillantes. Los colores terracota y los dorados serán tus mejores aliados.

Para el cabello rubio: con estos rasgos deberás destacar la dulzura a través de los discretos tonos pastel y las bases nude.

Para las pelirrojas: con este color deberás descartar los tonos fríos. ¡Apuesta por los colores cálidos y otoñales!

Elige el lápiz labial en función del color de tu piel

Para una piel blanca: deberás escoger tonos claros como el rosa suave o el albaricoque.

Para la piel bronceada: deberás decantarte por un rojo brillante, el coral o el fucsia.

Para la piel negra: los mejores colores serán los tonos oscuros como el ciruela o el burdeos oscuro.

 

Elige la sombra de ojos dependiendo del color de estos

Para los ojos marrones : decimos sí a los tonos más oscuros y cálidos, pero no los colores claros y frescos.

Para los ojos negros:  el gris oscuro es el tono estrella. También puedes apostar por tonos púrpura y oro, pero no con colores claros y pastel.

Para los ojos azules : decimos sí a tonos anaranjados, cobre y oro, pero no al azul, a menos que sea muy oscuro.

Para los ojos verdes:  para este color tan exclusivo recomendamos los tonos ciruela, algún rosa oscuro y el burdeos. Algún azul y verde oscuros pueden funcionar también muy bien.

 

Encuentra lo último en maquillaje en nuestras ventas, solo en showroomprive.es
¡Date un capricho ! 😉