#WomenIRL

¿POR QUÉ TODAS LLEVAMOS ZAPATILLAS BLANCAS?

12 Février 2017

En el imaginario colectivo, un buen par de zapatos, unos tacones altos o unas botas son sinónimo de glamour y feminidad. Sin embargo, en los últimos años, las zapatillas blancas se han impuesto como el accesorio de moda de la mujer moderna.
Paillette grise - les baskets blanches

Adidas, Reebok, Converse… No pasa un año sin que las míticas firmas de zapatillas deportivas decidan reeditar sus grandes clásicos.  Tanto es así, que aunque las zapatillas blancas invadieron poco a poco el armario femenino, se han convertido hoy en día en un básico más, imposible de destronar. ¿Puedes nombrar a alguna mujer de tu entorno que no tenga un par de deportivas blancas? ¿No? ¡Tenemos nuestra teoría! ?

Lejos de ser una moda pasajera, las zapatillas blancas responden a una demanda existente. Multifuncional, activa y cambiante, la vida de las mujeres modernas desfila rápidamente ante sus ojos, y un agitado ritmo de vida es difícil de seguir subida a un par de stilettos imposibles. Por el contrario, las zapatillas blancas ofrecen una comodidad increíble a la vez que la elegancia atemporal del color blanco.

El blanco tiene algo que atrae. Se convierte en indispensable en este mundo incierto. Este color contrasta totalmente con el del betún usado en los zapatos. La zapatilla blanca se convierte así en un desafío, en un rebelión ante lo incontrolable. Es el triunfo de lo inmaculado sobre la impureza. Significa independencia, dominio, un control de la vida. El llevar zapatillas blancas es una afirmación de poder y de libertad.

Se trata de una reapropiación de nuestra propia emancipación, una liberación de los típicos zapatos, una desenvoltura que nos hace al mismo tiempo femeninas, musas, deseables y sexys.

Es la actitud y la forma de andar lo que crea feminidad, ¡y no los zapatos!


LOGO-02