Lifestyle & Deco

YOGA FACIAL: QUÉ ES + EJERCICIOS

07 Avril 2017

    Bien cierto es que la belleza es subjetiva y está en los ojos del que mira, pero también, está en tu mano. Alimentación, deporte y estado de ánimo, repercuten en tu cuerpo y en tu salud, y por tanto, en cómo te ves tú misma y en cómo te ven los demás.

Si hablamos de cuidados del cuerpo, podemos elegir entre infinidad de modalidades deportivas y de cremas corporales, mientras que para la cara únicamente contamos con la cosmética, (graso error). El rostro necesita más. Más de 40 músculos lo conforman, y ellos también necesitan ejercicios.

¿El último grito para tonificar esta musculatura? El yoga facial. Sí, el yoga para la cara es una realidad. Ejercicios faciales + respiraciones = relajación ¡y rostro joven por más tiempo!

articleyoga-face

Desde el Blog Kiss de Showroomprive.es,  queremos ayudarte a sentirte bien por dentro y por fuera, y por ello, te hablamos del yoga facial, de sus beneficios y de qué ejercicios realizar.

            ¿Para qué sirve el yoga facial? Activa la circulación de la zona, tonifica y fortalece la musculatura del rostro, alivia tensiones… y en consecuencia, ¡combate las líneas de expresión y retrasa los signos del envejecimiento! Además, posee los beneficios añadidos del yoga: te permite relajarte y reconectar con tu yo interior. ¿Necesitas alguna razón más para empezar a practicarlo? 5 o 10 minutos al día, nada más levantarte o antes de acostarte son suficientes. ¡Rápido, sencillo y efectivo!

      ¿De qué ejercicios hablamos? Hay muchos, pero por su funcionalidad, estos son nuestros 4 favoritos:

-Párpados superiores firmes. Con la edad la musculatura de la ceja pierde tersura y eso trae consigo la caída del párpado y el afeamiento de la mirada. ¿Qué hacer para evitarlo y mantener una mirada joven durante más tiempo? Levanta las cejas todo lo que puedas y luego mira hacia arriba. Manteniendo ese gesto, lo único que has de hacer es cerrar el párpado durante varios segundos. Repite el movimiento mientras respiras suavemente.

Pómulos realzados. ¿Cómo? Solo has de realizar suaves presiones justo por debajo del hueso del pómulo, con el dedo índice y el anular, empezando por debajo de la nariz y subiendo hasta las sienes. Relájate y repítelo varias veces.

Tonificar las mejillas y prevenir las líneas de expresión. Toma aire e hincha las mejillas todo lo que puedas, como si fueses un pez globo. Mantente así unos segundos mientras inhalas y exhalas aire.

-¿Quién dijo papada? Reafirma el óvalo facial y disminuye la antiestética papada estirando el cuello hacia arriba y sacando la mandíbula hacia fuera. Realiza y mantén el movimiento durante varios segundos. Haz lo mismo girando la cabeza hacia los lados. ¡Así de fácil!

OMMMM….