NIÑOS

¡ORDENA TU CUARTO!

15 Mai 2017

(¡Por favor!)

Se podría hacer un trailer para una película de acción americana…

articlees

La cámara, cruel e inexorable, filmaría en primer plano una moqueta destruida. Un campo de minas real, donde se mezclan ®Playmobil, ®Lego, zapatillas de ®Barbie, figuritas de superhéroes, disfraces, lápices, rotuladores (obviamente sin tapar), peluches, pañuelos de papel, las llaves del coche (¡Ah…! ¡¡Estaban allí!!), calcetines sin pareja y brochas de colorete – sí, tus hijos tienen una pasión exagerada por tus brochas de maquillaje. En off, suena una voz ronca y masculina: “En un mundo sin piedad y devastado… un mundo donde el orden y la esperanza ha dado paso al caos y a la anarquía en su lugar… una mujer llena de valor se eleva heroicamente en contra del desastre universal.” En primer plano apareces tú con una música propia de cualquier conquistadora”.

Esta escena se repite con regularidad. A veces, de forma ejemplar, les haces ordenar todo perfectamente:  “Porque se duerme mejor en una habitación impecable, pequeños míos”. Otras veces, agotada, te limitas vagamente a despejar el camino de la puerta a la cama para evitar un accidente nocturno. (Quién no ha pisado un juguete a las 3 de la mañana, ¿eh?, ¡¿quién?!).

Lo cierto es que has ido dejando atrás en el camino de la paternidad alguna de tus ilusiones. Por ejemplo: “Esto se puede limpiar solo”. JaJa. Lo que puedes hacer, especialmente si no están todo el día encima tuyo, es esta regla: CADA juguete que se usa, se debe volver a guardar (y de repente les parece un juego súper divertido). Otro ejemplo: “Hacer una clasificación de cajas, una para los muñecos, otra para los coches, etc.” Jaja bis. La realidad, es que a parte de tu marido una vez cada dos meses, nadie te respeta, y que cuando tienes 7 minutos y 12 segundos para hacer el baño/la comida/recoger, tienes ya suficientes cosas en las que pensar como para andar susurrando: “¡Ten cuidado cariño, no mezcles tractores y animales!”

Afortunadamente, te das cuenta de que a los niños les encanta limpiar y lo hacen muy bien de hecho. Si se les acostumbra cuando son muy pequeños, son capaces de poner las zapatillas y chaquetas en el armario de nuevo, por reflejo, desde que tienen año y medio (lo prometo). Adoran clasificar y doblar la ropa (aunque no ande lejos de un oragami), limpiar el suelo, pasar el plumero, y sí, ordenar su habitación, incluso la tuya o el garaje durante la limpieza de primavera. De hecho, si te las apañas bien, pueden incluso actuar como los elfos domésticos de Harry Potter. Pero hay solo una condición indispensable: lo tienes que hacer con ellos. Porque hacer cosas de adulto, aunque suene loco, para ellos es como el paraíso, y más si lo hacen con papá y mamá. Entonces no, no lo harán solos: ¡olvida tu teléfono móvil, levanta el culo del sofá y a trabajar! ¡Vamos, ¿en qué estabas pensando?!

 

¡Buena limpieza! 💁

signature-wonder-mother

Y para aquellos que quieren probar lo de la clasificación por cajas, encuentra todas nuestras ventas para niños hasta -70% en showroomprive.es 😉

Acceder a la venta