#WomenIRL

#MALASMADRES: PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

14 Enero 2015

Laura Baena, la fundadora del Club Malas Madres (para mamás muy IRL…) llega a nuestro Blog Kiss para compartir con nosotros sus vicisitudes como madre.

No te pierdas su columna con la que no pararás de reír leyendo las anécdotas de una madre en apuros que, como buena digital woman, intenta (no siempre con éxito) compaginar sus distintas facetas como mujer:

TIP-01

“¿Qué deseas para Año Nuevo?”

“¿Y a qué viene esa pregunta? ¿Acaso te he hecho yo algo malo en esta vida?”

“No sé, algo desearás para Año Nuevo, ¿no?”

“Pues chica, yo que sé, no me lo había planteado. Deseo, deseo amor y felicidad. Ja!”

Pero claro, ya se te queda ahí, el run run en la cabeza. La pregunta haciendo eco en mi cerebro chamuscado. Estas cosas no se hacen en plenas fechas de amor y felicidad. Lo que se espera de una ahora mismo es comer, sonreír y disfrutar de las buenashijas como si no hubiera un mañana, ¿no? Pues eso. Dejemos las dudas existenciales para después de las fiestas, cuando inevitablemente me pregunte por el por qué de la existencia humana y la razón de mi ser.

Si es que ya os lo digo yo, quien avisa no es traidor y menos en fiestas navideñas, esa amiga, #malamadre confesa, pero madre alfa de los pies (con manicura francesa) a la cabeza (con mechas perfectas) NO interesa. Pero la queremos y no es plan de decirle que la camiseta de “no soy superwoman” a ella no le va. Que ella es superwoman y además, lo que es peor, se siente orgullosa de ello. Porque una lleva normalmente la manicura hecha o lo intenta. Pero claro las manos se ven, pero llevar la pedicura perfecta en invierno, las piernas sedosas y lencería de chantillí… Eso amigas malasmadres, no es de fiar.

Pues en ello estaba, contándole mis sentimientos contradictorios de irme mañana a #tierrasanta. Ganas locas de ver a mis amigas, malamadrear en mi Málaga querida, pasear por la calle Larios, ver el mar con las buenashijas, disfrutar de la familia, de no hacer nada, de las risas, las comidas ricas y ver en bucle Love Actually… Y pereza infinita de las aglomeraciones por calle Larios, de los planes familiares encadenados, de coger kilos con sólo respirar y de las discusiones que llegarán. Lo sé, soy un despropósito de persona. Pero hay que quererme así. Ella, mi amiga madre alfa no confesa, debería haberme dicho: “no te preocupes, en nada llega la rutina, déjate llevar y no pienses mucho”. O un simple movimiento de cabeza asintiendo hubiese sido suficiente. Pues no, va y me salta con que qué deseo para Año Nuevo.

En fin que después de unas horas dándole al tarro he llegado a la conclusión de que para el Año Nuevo sólo tengo un deseo: más tiempo.

10bras

Difícil, ¿verdad? Más tiempo para malamadrear, más tiempo para soñar, más tiempo para quererme y quererles, para reír, más tiempo para dormir, para bailar y para gritar que no soy superwoman.

Y tú, ¿qué deseas para Año Nuevo? Si conoces dónde se compran horas, avísame. Mientras seguiremos compartiendo juntas mucho más.

¡Felices Fiestas, malasmadres y recordad que sois las mejores aunque se os queme el pavo, no hayáis comprado aún ni un regalo de Reyes y tengáis ganas de huir!